Qué debes llevar en la maleta para viajar con tu niño pequeño.

Escrito para BabyCenter España

Aprobado por la Junta de Asesores Médicos de BabyCenter

¿Recuerdas todas las cosas que llevabas cuando tu niño era un bebé? Dobla o triplica esa carga. Ahora estás agregando todos los juguetes, tentempiés, ropa, y equipo que necesitarás para mantener a tu niño cómodo y entretenido.

Aquí tienes una lista de las cosas que vas a necesitar en el camino, además de consejos para hacer la maleta de forma fácil y eficaz:

Pañales. Lleva extras en caso de emergencias o demoras.

Toallitas húmedas

Tapete cambiador para poner debajo de tu niño durante los cambios de pañales. Puedes comprar cambiadores desechables en los supermercados o reusables en las tiendas de bebés.

Cobija(s) Lleva algunas por comodidad, para hacer sombra, y como abrigo.

Bolsas plásticas Lleva una variedad de tamaños para guardar pañales sucios, ropa, y zapatos.

Botellita de gel desinfectante para manos y artículos de aseo.

Pañuelos de papel.

Juguetes y libros Los favoritos de tu hijo, y varios juguetes nuevos para sorprenderlo a lo largo del viaje. Lleva juguetes resistentes que no tengan partes fáciles de perder.

El peluche o mantita favoritos de tu hijo.

Ropa, medias, y zapatos.

Uno o dos conjuntos por día es una buena pauta. Los vaqueros y los colores oscuros son excelentes para disimular la suciedad y las manchas. Prepárate para los cambios de clima usando capas de ropa.

Traje de baño Ligero y fácil de empacar, y nunca sabes cuándo resultará útil.

Baberos lavables o desechables

Sombrero y filtro solar.

Vasitos con pajita, cantimploras, o botellas.

Anima a tu niño a beber bastante líquido para evitar la deshidratación, especialmente cuando viajas en avión.

Vajilla plástica ligera con utensilios

Silla alta portátil para usar en tu destino.

Botanas.

¡No olvides los tentempiés energéticos para ti misma también!

Lamparita de noche (si tu niño usa una).

Botiquín de primeros auxilios.

Analgésicos y materiales para curar heriditas.

Detergente Para lavar a mano la ropa sucia.

Protectores de enchufes a prueba de niños, para los cuartos donde te hospedarás.

Cuna portátil o corralito, a no ser que tu bebé duerma contigo, o que hayas arreglado tener una cuna en tu destino.

Asiento de seguridad para viajes por carro o en avión.

Cochecito plegable Puedes facturarlo o guardarlo en el compartimiento superior de un avión.

CONSEJOS PARA HACER LA MALETA:

Empieza a preparar tu maleta unos pocos días antes de tu viaje. Mantén una lista de las cosas por llevar, o pon los artículos afuera en una mesa o cómoda a medida que te acuerdes de ellos.

Usa una pañalera con forro impermeable y que se pueda colgar al hombro.

Lleva una blusa extra para ti en el equipaje de mano, por si acaso.

Evita derrames guardando las medicinas y útiles de aseo en bolsas plásticas resellables.

Mantén los juegos de ropa de tu hijo juntos dentro de una sola maleta para poder encontrarlos fácilmente.

Lleva tu cámara y no olvides el cargador de baterías si es digital, o muchos rollos de películas si no lo es.

Lleva una luz que se engancha al libro, para poder leer en la noche sin molestar a tu niño.

Si tu hij@ está aprendiendo a dejar el pañal, añadiría también un orinal y un asiento pequeñito para acoplar al wc, y toallitas limpiadoras de wc para estos, ya que los va a estar utilizando continuamente.

Para realizar la lista de viaje general, descargarla e imprimirla, puedes servirte de las que encontré en estas páginas:

http://www.viajartranquilo.com/pdf-zip/checklistMALETA.pdf

http://overbook.in/wp-content/uploads/2013/03/Check-list-maleta2.pdf

¡Buen viaje!

Mª Esther

Anuncios

Acerca de María Esther

Me considero buena persona, sincera y con gran sentido del humor. Suelo leer, ver y escuchar aquello de lo que puedo obtener una buena enseñanza. Me gusta informarme y aprender acerca de temas de salud y calidad de vida emocional, por eso decidí crear este blog y colocar en él ciertos artículos que considero interesantes. Estamos en esta vida para aprender a disfrutar de una experiencia humana, y creo que para aprender a ser felices tenemos que darnos cuenta de que la felicidad no es algo que se consigue desde fuera, es algo que experimentamos desde dentro. No es un destino, es la actitud con la que se viaja por la vida. Una actitud positiva, acompañada de sentido del humor y el amor que pongamos en ello serán nuestro mejor alimento para sentir felicidad.
Esta entrada fue publicada en Viajes y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Hola, soy Mª Esther. Gracias por entrar en mi blog. En cuanto pueda conectarme responderé a tu mensaje. Saludos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s