La barca

EL SISTEMA FAMILIAR

 (18-06-06)

      La familia es mucho más que un grupo de miembros. Cuando nacemos, crecemos, y nos casamos, no lo hacemos para ser unos desgraciados, sino para vivir felices.

El sistema familiar es como una “barca” en la que cada miembro puede verse, (dentro o fuera, solo, acompañado, distanciado, zozobrando o en calma)

En los primeros años de matrimonio, la pareja siempre está más unida, uno al lado del otro. Ambos, esposo y mujer, “reman” a la vez, (lo que pasa es que, cuando los años pasan, uno de ellos acaba diciendo al otro: “¡rema tú!”)

En una familia sana, la pareja se encuentra dentro de la barca, uno a cada lado, con sus hijos en el centro. Y todos “reman” en la barca.

Cuando el primer hijo llega, ¿dónde lo ponen?: En el centro. Pero… ¿Y cuando el niño “molesta”?, ¿qué es lo que suelen hacer los padres?: Lo alejan, lo ponen a otro lado, sobre todo cuando nace el siguiente. Cuando nace el segundo hijo desplazamos al mayor.

El primogénito será entonces “el más sensible”, además, los padres empezarán a “cargarle” de responsabilidades, sobre todo si es niña, haciéndole que cuide de los más pequeños.

Si en casa hay 3 o más niños, los medianos se convierten en los niños “sándwich”.

El mediano suele ser el más conflictivo porque no encuentra su sitio. Se sentirá desplazado porque no recibe el impacto del reconocimiento del mayor. Será el que más reclame atención y cariño después, incluso el resto de su vida si no se ve cubierto en sus necesidades de afecto.

Su llegada ya no genera tantas expectativas como cuando nació el primero y, si efectivamente nace un tercer hijo poco tiempo después, el poco protagonismo que pudo haber tenido se diluye ante la llegada del nuevo miembro de la familia. La atención está centrada en el mayor porque va abriendo brecha, y en el menor, porque es el más pequeño y necesita más cuidados, así que, en ese momento, el más pequeño será la adoración.

El sistema familiar, normalmente tenderá a buscar equilibrio, pero como siempre hay conflictos, la homeostasis familiar muchas veces se pierde y “la barca” empieza a zozobrar. Cuando esto ocurre culpamos a nuestros hijos, pero tenemos que darnos cuenta de algo importante:

Los hijos no dan problemas, dan información.

Si en la familia hay algo que no funciona adecuadamente, ellos serán los que nos lo digan con su comportamiento. Por ejemplo, si hay discusiones entre los padres, los hijos llamarán la atención de alguna forma para que los padres “se equilibren”, ¿cómo?: “con su rebeldía”, “Siendo el garbanzo negro”, “haciéndose pis en la cama”, “llorando”, “enfermando a menudo”…

El sistema familiar tiene “vida propia”: En ella se encuentra un sistema conyugal. Si no se alimenta el amor del matrimonio el sistema muere, y si eso muere repercute en el sistema filial porque se resiente en los hijos. A estos hay que dejarles que funcionen solos, que peleen, que llamen la atención, porque también tienen su vida propia, que hay que dejar que fluya, sin intervención de los padres, sólo con la observación desde fuera.

Si esto no funciona, los críos buscarán “el mejor barco”. Irán con el padre que ellos crean que es el “más equilibrado”, el que les dé seguridad.

Los padres deberían ponerse de acuerdo para decir siempre el mismo mensaje cuando los niños pidan algo, para que no busquen en la madre lo que el padre no les da, o viceversa.

Si la madre dice “has de llegar a las 22h”, que el padre también le diga “a las 22h.” porque los hijos, en el fondo necesitan normas, límites; y que éstas vengan de un único mensaje para que no sepan jamás lo que es un “chantaje”. Si la madre les dice “no”, que no vayan a buscar al padre a ver lo que les dice. Que no vaya cada padre por un lado. Si eso se consigue en una familia se habrá dado un paso gigante porque no se repetirá en sus futuras familias.

 

         ¿Quién es el encargado de lograr que se “corte el cordón umbilical materno-filial”?:

Cuando los hijos ya son adolescentes, la figura encargada de que se corte el cordón psicológico con la madre es el padre. A veces, es posible que los hijos sientan una especie de “odio” hacia el padre, por la desvinculación que sienten. Creen que su padre les “separó” de su madre, por la que, en el fondo sienten un cariño especial. Pero es fundamental que, en la adolescencia empiecen a cortar ese cordón para que sean autónomos porque ellos tienen su propio ombligo.

Por eso algunos problemas que se mantienen en la adolescencia son culpa de los padres, que no se dan cuenta de que no dejan crecer a los hijos. 

Para que una familia sea sana tiene que haber una BUENA AUTOESTIMA, que en el círculo familiar exprese que los hijos son importantes, que hay respeto y se sientan seguros.

Por ejemplo, si tienen alguna dificultad fuera, que sepan que, a pesar de eso se sienten reconocidos en casa y que no pasa nada. Esa seguridad es algo fundamental, es una necesidad básica. 

Si dentro de casa no se les da a los hijos amor, valoración, reconocimiento, gratitud… lo buscarán fuera de casa.

Es fundamental dejar a los hijos que expresen sus sentimientos, que los canalicen, aunque sean sentimientos de odio, rabia, tensión… porque siempre habrá mucha carga familiar y si no la canalizan con la familia, abierta y sinceramente, intentarán “contagiar” fuera de casa a otras personas de “su carga”. 

La CONDUCTA DE APEGO en las etapas más significativas de los hijos:

De 1 a 12 años: Los hijos siempre van con los padres a todos lados porque estos son la figura de referencia. En ellos buscarán “un modelo a seguir”, una figura que les de seguridad.

De 12 a 18 años: La figura de apego empieza a variar y serán “los amigos” a los que vean como “modelos a seguir”, pero también hay una “lucha interna” entre los amigos y los padres porque aún, en el fondo, sienten la necesidad de ser acogidos y mimados por los padres.

De los 18 en adelante: Empiezan a compartir “mundo social”: la universidad, el trabajo, los/as novios/as… A los padres ya les cuesta trabajo ser pasivos con los hijos en esta fase.

Con la conducta de apego, la persona tiende a vincularse con otra persona concreta que considere, en general, como más fuerte y/o más sabia para satisfacer sus necesidades básicas; y es una conducta que persiste habitualmente en una gran parte del ciclo vital.

En algunas familias se valora y se expresa un profundo respeto por los lazos afectivos. En otras familias, en cambio, se valora o se expresa poco la importancia de los lazos afectivos. 

Las personas que no tuvieron experiencias positivas de vinculación en el seno de su familia durante la niñez, suelen comportarse como seres inflexibles y duros, y muchas veces tienen la sensación de estar aislados y de no ser amados.

Estas conductas negativas y enfermizas de apego pueden agruparse en torno a dos estructuras básicas:

A) ESTRUCTURA DE DESAPEGO:

Cuando el niño no ha recibido suficientes refuerzos de apego, y ha vivido un ambiente en el que se ha sentido frecuentemente solo, aislado y desprotegido, se instala en la lejanía afectiva con actitudes de desapego. Estos comportamientos de los padres el niño lo interpreta como falta de valoración personal hacia él: “no merezco la pena”, “no se me puede querer”, “cuando me conozcan me van a rechazar”; por eso, se protege con una concha muy resistente para no exponerse a volver a vivir el abandono y la indiferencia.

La estructura de desapego comienza a configurarse de esta forma en la infancia y se consolida posteriormente en la vida adulta. Entonces rehuirá la vinculación afectiva para protegerse de nuevos desengaños que golpearían sobre las viejas heridas no del todo cicatrizadas.

Reflejan una estructura de desapego las personas que tienen algunos de los siguientes comportamientos:

Psicópatas, sociópatas, introvertidos, solitarios, adictos, narcisistas.

El factor común en estos comportamientos es una gran pobreza en el sentir o en el expresar sentimientos de afecto.

B) ESTRUCTURA DE APEGO ANSIOSO:

La estructura de apego ansioso se origina cuando el comportamiento de apego de los padres ha sido inadecuado, inestable; no ha tenido líneas previsibles de comportamiento, fluctuando mucho en la prestación de cuidados: "días de mucho víspera y nada". A veces, ha podido depender de circunstancias ajenas a la voluntad de los padres; por ejemplo, enfermedades y ausencias inevitables; pero, aunque así haya sido, el hijo no puede comprenderlo y puede dejar en él huellas profundas. Por eso algunos niños se “agarran” a los padres, porque no se fían. Creen que se van a ir.

Algunas situaciones que frecuentemente influyen en el origen de un comportamiento de apego ansioso en el hijo son:

Uno de los padres, o ambos, no responden a la demanda del hijo de recibir cuidados y atención.

Ausencias más o menos prolongadas de los padres.

Amenazas de los padres a abandonar la familia.

Amenazas de los padres de no amar al hijo, utilizándolo como medio para controlarles:

“Si no haces esto no voy a quererte”, “si te estás quieta y me obedeces te quiero”

Estas actitudes hacen que el niño, y luego el adulto, tienda a ”pegarse” a otras personas y continuamente sienten el temor al abandono y a que no se les quiera. Por eso establecen relaciones de dependencia. Les encanta ser adivinados en sus necesidades sin que ellos tengan que exponerse a pedir, pues temerían ser rechazados. Cuando no son captados y complacidos se enfadan y se sienten despreciados.

Los comportamientos fruto del apego ansioso son muy variados; podemos señalar como frecuentes los siguientes:

Vinculación pegajosa.

Actitud posesiva y excluyente. Comportamientos histéricos. Personalidad dependiente.

Como puede verse, las personas con estructura de apego ansioso, por una parte, tienen una baja valoración de sí mismas; pero, por otra, tienen tendencia a plantear exigencias desmedidas a los demás y a mostrarse ansiosos y airados cuando no las ve satisfechas. Esto se manifiesta en todos los ámbitos de su vida: pareja, hijos, amistades, trabajo…

Cuando la persona que tiene un tipo de estructura de apego disfuncional (desapego o apego ansioso), y desea reestructurar ésta conducta, tratará de vincularse desde una estructura de APEGO SEGURO O SERENO.

En una persona con apego seguro, se da un equilibrio entre la iniciativa y la confianza en sí misma, y la capacidad de buscar ayuda y de utilizar esa ayuda cuando la ocasión lo exige. Además:

No le crea problema estar o actuar "sola”, pero también le gusta sentirse acompañado.

Tiende a ser optimista, positivo y a creer en las capacidades de los demás; sabe "mandar" y también sabe "obedecer". La persona con una estructura de apego seguro puede hacer bien ambas cosas.

Confía en los demás y respeta las iniciativas y actuaciones que realizan los otros, sin juzgarlas, criticarlas o descalificarlas; no es envidiosa y sabe compartir.

RESUMEN

Para que una familia sea sana es muy importante que haya:

1. BUENA AUTOESTIMA: Que los hijos se sientan valorados y aceptados tal como son.

2. APEGO SEGURO: Darles a todos los hijos el mismo amor, pero sabiendo que “cada uno calza un zapato diferente” para que se sientan seguros.

3. COMUNICACIÓN: Dejarles que expresen lo que sienten, y que vean que hay escucha activa.

4. NORMAS Y LÍMITES: Las necesitan porque si no las encuentran no sabrán a qué atenerse.

Que todo esto haga que nos preguntemos ¿qué clase de familia quiero tener?:

¿Una familia de puertas abiertas en la que “cada cual hace de su capa un sayo”?:

“Yo me pongo lo tuyo”, “yo cojo todo”, “me acuesto en la cama de los papás”, “yo soy amigo de mi hijo”… De ahí luego vienen las dificultades.

Lo más correcto sería una familia en la que haya RESPETO porque cada uno ha de tener su intimidad.

Anuncios

Acerca de María Esther

Me considero buena persona, sincera y con gran sentido del humor. Suelo leer, ver y escuchar aquello de lo que puedo obtener una buena enseñanza. Me gusta informarme y aprender acerca de temas de salud y calidad de vida emocional, por eso decidí crear este blog y colocar en él ciertos artículos que considero interesantes. Estamos en esta vida para aprender a disfrutar de una experiencia humana, y creo que para aprender a ser felices tenemos que darnos cuenta de que la felicidad no es algo que se consigue desde fuera, es algo que experimentamos desde dentro. No es un destino, es la actitud con la que se viaja por la vida. Una actitud positiva, acompañada de sentido del humor y el amor que pongamos en ello serán nuestro mejor alimento para sentir felicidad.
Esta entrada fue publicada en Psicología.. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La barca

  1. Estrellas Binarias dijo:

    Apego y desapego…El apego es el ego…si vivimos constantemente apegados a roles de familia ( sea con buenos valores o no) apegados a la materia ,  a las emociones externas. etc..no se es feliz…Creo que hay que vivir desde el "yo".El desapego es vivir desde mí , buscando en mí para poder mirar hacia fuera.Es vivir en la abundancia, porque me conozco , porque hablo desde mí .Y de esa manera comprender al otro.Vivir desde el apego nos lleva a ser siempre dependientes de algo , alguién ..Y somos unidades no medias parcelas .
    *Tendré que leer esto detenidamente , sé que desde los patrones de conducta , es así como lo explicas , pero no desde, el punto de vista del no a la materia,*Curiosamente mi post de hoy trata de esto .
    Vendré luego y lo leeré mejor , espero no te moleste mi comentario , estamos para reflexionar  juntas verdad?.Además tu space me encanta y lo sabes.
    un beso : ESTHER.
    estrellas-binarias.

  2. Estrellas Binarias dijo:

    Hola ESTEHER !Totalmente de acuerdo con tu comentario..y muy contenta para lo que puedan leerlo. Entiendo perfectamente los parones de conductas.En mi acceso a la universidad estudié psicología aunque por circunstaancias no terminé. pero en mi biblioteca , está llena de libros de psicología , de utoayudas , etc..Ya te he comentado sobre mi indagaciones por encontrarme.Sigo siempre estudiando…aprendiendo indagando pero ésta vez desde mi consciente, comprendiendo desde la tranquilidad.Toda la inforamción que podamos aportar a los demás y a nosotros mismo siempre será poca .El ser, tiene que hacerse responsable de sí mismo , sino dificilmente podrá trasmitir buenos valores a sus hijos.Las generaciones antiguas, nuestros padres con menos información , han sabido plasmar mucho mejor esos valores tan esenciales para caminr por la vida.Pienso , que hoy en día las parejas desean hijos porque dicen que tienen que sentirse realizados; gran equivocación según mi punto de vista, ya que si no se realiza desde el mism@ que es lo que podrá trasmitir por mucha inforamción de patrones de conducta que tenga en sus manos.Cuántos padres dan una foramción a sus hijos correcta y demostrando su amor havia a ellos, y cuabdo esos niños han crecido desde la adolescencia se sienten vacíos…cayendo en vicios , anorexias , bulimias, aunque lo han recibido todo , quizás , sus padres no les trasmitieron (porque no sabían )que desde la aceptación de sí mismo , de hacerse cargo de sí mismos es cuando el camino hacia la felicidad comienza. Creo que en la generación actual se traen hijos la mundo como modas , también las adopciones :Hoy está de moda adoptar a un niño de otro país , como si se tratara de una competición para buscar elogios como ." qué humana eres , lo que has hecho es una bendición"Cunado sólo buscan la probación que no encuentran en sí mismos. .No digo todos , pero parte de una minoría sí  y eso me preocupa .
    Mas que gustarme estos temas , es una filosofía que he elegido de vida:mi mente ya no es prisionera .Si estoy en este plano físico es porque lo elegí yo antes de venir.Como versa creo en la reencarnaación , en el Karma ( en el positivo y negativo):Intento en la medida que puedo crear karmas positivos cada día con mis decretos, y mi mente comsciente .Cometo mucho errores , gracias a ellos aprendo y saboreo todo mi aprendizaje.Creo en las conexiones energéticas , tu energía por ej , conecta muy bien con la mía.
    Lanzé el space porque me siento habitante del universo , quiero ser anónimay dejar mis porciones de aprendizajes , quizás pueda ayudar a alguién que me lea ,aunque no deje comentarios ( no voy en busca de elogios)y me encantan las reflexiones de los que quieran compartir conmigo mis reflexiones.Visito muchos space por voluntad y dejo mi cariño en ellos.He encontrado mucha soledad en ellos y me preocupan.También he encontardo grandes sabios ..como TU…de los que mi ser se llena .Vivo la vida desde la felicidad, adoro cad rayo de luz , cada gota de lluvia , cada aire de frío , cada planta , animales ,disfruto de los paseos , de las calles limpias ( gracias a esas personas que lo hacen)No me quejo de la sociedad, intento combatir las injusticias con mis decretos al mundo de positividad.No creas que soy una santa , disfruto de todo , del amor , del sexo , de los amigos , de todo .No sigo dogmas , pero si creo en la fuerza del universo.
    Pronto pondré mi lista de amigos , ya tu estás en ella , tu space me es un potenciaal de sabiduría y LAS PERSONAS QUE PASEN POR AQUÍ , seguro que se llevarán algo bueno para sus vidas.
    Un beso muy grande ESTEHER.
    estrellas-binarias.

  3. luis dijo:

    amiga mia, que torpe es uno a veces, como el tiempo es limitado, solo lei el principio de tu espacio, que clarito que esta en tu aportacion y que dificil es a veces llevarlo a la practica.
     
    Ahora despues de vacaciones y casi verano a mi hija le toca decidir y tu aportacion me ayuda ami, y a poder ayudarla nosotros, un beso

Hola, soy Mª Esther. Gracias por entrar en mi blog. En cuanto pueda conectarme responderé a tu mensaje. Saludos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s