Crecer duele…

La Educación familiar dentro del Desarrollo Personal.

(Apuntes de una conferencia realizada por JESÚS MADRID)

         En la familia es fundamental que todos quieran realizarse hacia su propio crecimiento. Es importante que la familia sea un marco que estimule el crecimiento y desarrollo de todos los miembros, respetando las diferencias entre ellos.

El hecho de que seamos distintos tiene que ser un estímulo, no un problema. 

         Todo ser vivo tiende a crecer. Cuando ello no es así, hay un obstáculo. Cuando un miembro de la familia no quiere crecer es un obstáculo para el desarrollo de los demás.

         En la pareja, aprender a comprenderse mutuamente, respetarse, incluso "soportarnos", saber conjugar esto, en el sentido de la adaptación y aceptación del otro tal como es, resulta importante tenerlo en cuenta, pues es algo que tiene que irradiar en todos los miembros de la familia cuando llegan los hijos.

         Hay parejas que "se entretienen" en traer niños al mundo porque creen que tener hijos les proporcionará mejor vida en común, y los traen al mundo con la excusa de que eso les llene más cuando su relación no va bien, entonces, cuando vienen los hijos, no se dan cuenta de que la relación, si iba mal, seguirá mal. No se dan cuenta de que ya no se dicen nada. Y que además, los niños absorben prácticamente todo el tiempo de dedicación que sería bueno para la comunicación de la pareja.

Los hijos no debieran ser un estorbo o una tapadera para la pareja. La pareja debe tener momentos de lo que son: "Pareja".

Más adelante, para ser padres, deben estar presentes, no educar "a distancia". Es fundamental que los padres estén en interacción con los hijos.

         La comunicación es muy importante. Es imposible "no comunicar". Siempre estamos comunicando, aunque estemos en silencio. Hablamos con nuestro rostro, nuestra mirada, nuestros gestos, con la presencia y con la ausencia, con la sonrisa, con la cara dura o seria, con el puño cerrado…

         Si los padres están ausentes la mayor parte de su tiempo, los hijos pensarán "No les importamos".

         Cada hijo es diferente y reacciona de una forma distinta. Por esa razón no se puede pretender hacer lo mismo con todos. No hay que educar a todos al mismo estilo.

         Para una buena educación debe darse EL ENCUENTRO. No se puede educar en serie, (que era lo que se solía hacer en muchas familias, incluso se responsabilizaba a los hijos más mayores de la educación de los más pequeños cuando los padres no estaban).

         Uno de los grandes errores que tienen muchos padres es el de "comparar". Si a un hijo se le compara con otro se le destroza psicológicamente, además, si se ha sido comparado se aprende "el oficio" y ellos lo harán también con sus hijos.

Si una madre quiere que uno de sus hijos le ayude debe pedirlo: "Ayúdame", pero no decirle: "Mira tu hermana como me ayuda".

Hay que aceptar a cada hijo como es.

        Las comparaciones dejan heridas muy profundas que, después, con el paso de los años, salen en forma de comportamientos. Los padres después se quejarán, por ejemplo, de las amistades que tienen sus hijos, o que, en el peor de los casos acaben siendo drogodependientes.

        Cada hijo busca las amistades o parejas, ("ligues") que él cree que merece por cómo se le ha tratado y estimulado en su familia, por los mensajes que ha recibido siendo un niño, pues él creerá que "es así" si recibe insultos o desprecios por su comportamiento. Eso produce una baja autoestima y entonces él asimila que es así.

        Para que nadie le pueda rechazar o despreciar buscará lo que él cree que es. Así muchas hijas buscan parejas que suelen ser maltratadores, por ejemplo. Eso viene a indiciar que hay un problema de fondo. Lo importante sería entonces leer qué hay debajo de eso.

        Los hijos, a veces reciben unos mensajes terribles en su niñez, y encima a los padres, eso se les olvida. Cuando se les pregunta a los niños y lo cuentan, después, en las entrevistas personales con los padres preguntamos si es cierto que a su hijo le dijo aquel mensaje que sus hijos expresaron. Ellos dicen:

"¡yo no he dicho eso nunca!". Eso es lo que se conoce como NEGACIÓN, y sucede porque los padres borran de su campo de conciencia aquello que hicieron o dijeron. Y para acallar conciencias exclaman:

"¡Cómo ha podido pasar esto!", cuando en realidad debiéramos preguntarnos "¿Cuándo sembré yo esto?".

        Descalificarlos, ridiculizarlos, humillarlos, incuso delante de amigos… De ahí vienen todos los fracasos. Por eso es importante que se analicen palabras dadas, silencios, besos dados, (si fueron pocos, medidos, incluso la duración de estos, pues algunos hijos aprendieron a medir sus besos, tal vez porque los recibieron con cuentagotas).

Es verdaderamente importante captar todos esos mensajes porque todo eso es "hablar".

Otro tema importante es la SOBREPROTECCIÓN:

        Cuando los padres quieren expresar cariño lo hacen de tal forma que los protegen en exceso y lo que los hijos entienden es esto: "Como no soy capaz de hacer las cosas me las tienen que hacer". Por lo tanto se creerán inútiles e incapaces para afrontar problemas en la vida.

¿Qué se encuentra debajo de unos padres que sobreprotegen?:

La necesidad de compensar neuróticamente conflictos personales.

        Los padres pueden creer en el fondo "si no me necesitan no me van a querer y me van a dejar sola". Se teme que los hijos vuelen. Temen la soledad. Pero los padres han de tener en cuenta que LOS HIJOS SON PARA VOLAR.

        Los padres hacen mal cuando hacen lo que los hijos son capaces de hacer. A veces, al que se sobreprotege resulta ser al menos querido, al que vino sin ser deseado, al que se pensaba abortar. Se le hace mucho daño.

        Cuando hay frustraciones se busca al hijo como "cónyuge sustituto". Hablan con él porque se siente sólo o le cuentan sus problemas: "Mira tu padre lo que me ha hecho"… (Seguramente pasaría de todo pero le cuenta la historia como le parece), utilizan al hijo para sus "penitencias".

Se dicen muchas mentiras.

************

Ej. Historia de "El biólogo y la Mariposa"

(No la copié pero la recuerdo):

Trata de un biólogo interesado en el estudio de las mariposas. Este biólogo estuvo, en concreto, día tras día observando el crecimiento de una de ellas dentro de su crisálida.

Cuando esta ya empezaba a intentar romper la crisálida para salir, el biólogo no pudo resistir y quiso ayudarla para que le fuera más fácil abandonarla, así que, con un bisturí realizó una pequeña fisura en la crisálida y la mariposa salió.

Cuando esta quiso alzar el vuelo, el biólogo contempló cómo la mariposa parecía que no podía volar. Se caía. Parecía débil y frágil.

Tal vez hubieran sido necesarios unos pocos días más para que sus alas terminaran de desarrollarse bien. Así que el biólogo se dio cuenta de que no ayudó a la mariposa, sino que la incapacitó para volar.

************

        Hay otro tema fundamental. No sólo es importante lo que se da de cariño a los hijos. También lo es fomentar que ellos lo den y que vean que se les valora lo que dan.

Hay que pedirles que den cariño. Si no se les estimula en esto se dejarán llevar por otras influencias o estímulos.

Por el contrario, si se les reconoce lo que hacen se les estimula y se sienten importantes. Los padres piensan o creen "si mi hijo, en el fondo, sabe que le quiero". No es así. Ellos no saben hasta qué punto son importantes.

         Las necesidades fundamentales que se han de cubrir a los hijos son las de protección y seguridad. Es algo que todos necesitamos. Cuando eso está satisfecho se crea una seguridad. Es lo que se conoce como APEGO SEGURO.

Los hijos, al igual que nosotros, necesitan tener una figura accesible a la que sepan que pueden recurrir. Esta figura de apego se consolida alrededor de los 3 años.

Si los niños no encuentran una figura "SEGURA" buscarán, encerrarse en sí mismos, en su cuarto, o pegarse como una lapa a otros, por ejemplo.

        Cuando la madre dice "es que mi hija le tiene un celo a su padre…".

El significado que encierra no es especialmente de máxima manifestación de afecto, no es porque le quiera mucho al padre. La niña de dos añitos que agarra a su padre y no lo suelta, cada vez que vuelve a casa del trabajo… lo que en el fondo dice es: "¡Este sinvergüenza no es de fiar, en menos que cante un gallo se me escapa!".

Ese apego ansioso o inseguro significa que el padre no supo darle el afecto adecuado, por eso algunos niños, (incluso las parejas), se agarran, no porque amen mucho, sino porque no se fían de que las vuelvan a abandonar y se sienten inseguros porque no se les supo expresar adecuadamente que se les quiso y que estarían allí para cada problema que surgiera.

 

        Cuando los niños son pequeños poseen una curiosidad insaciable. Cuando son más grandes lo preguntan todo.

Es muy importante transmitir a los hijos "El sentido de la vida", pues muchos se preguntan "¿Por qué estoy aquí?", y llegan a la adolescencia incluso sin ganas de vivir, sobre todo si han tenido mensajes parentales terribles.

Parece increíble que hoy día haya muchos jóvenes que digan "estoy cansado de vivir".

Un axioma alemán dice: "Los valores no se inventan ni se imponen, sino que se contagian a través del contacto con personas que los viven congruentemente".

A veces se les da a los jóvenes "palabras", pero no se les da valores ni ejemplos.

        ¿Qué uso hacemos de "el poder" en casa? Según el uso que hagamos del poder, cómo se habla en casa, que oyen los niños, ¿qué sensación damos de sensatez si, por ejemplo, hablamos fatal de los inmigrantes o de cualquier persona o tema, por ejemplo de política, etc.?, ¿qué transmitimos? Lo que ellos vean y escuchen, así lo aprenderán.

Les echamos sermones de lo que tienen que hacer y así no se hace nada.

¿Qué hace un jardinero para que crezca una planta?, ¿verdad que no le echa un sermón ni le canta las cuarenta? Lo que hace es proporcionarle agua y abono para estimular su crecimiento. Pues del mismo modo tendrían que hacer los padres con sus hijos, proporcionarle valores como si de agua o abono se tratara.

Los valores se han de vivir congruentemente en el seno familiar. Que los hijos vean que sus padres dan ejemplo, porque si no sólo serán palabras que se las llevará el viento.

Lo más triste es que un joven no encuentre el sentido de su vida y se dedique a buscar alicientes que "lo mantengan".

¿Qué motivos se les transmite a los jóvenes para vivir cuando vemos que hay muchos suicidios colectivos entre ellos, estimulados incluso en páginas Web?

Debemos, por lo tanto, inculcar alicientes, no de palabra, sino de modo congruente para su vida.

 

Jesús Madrid, citó un poema precioso de Khalil Gibrán, (que ya nos citaron en el curso de EDUCADORES, por eso lo tengo impreso), y que viene a decirnos lo importante que es transmitir cariño, comprensión y estímulo a los hijos porque estos son hijos de la vida:

  "Vuestros hijos no son vuestros hijos.

Son los hijos y las hijas del ansia de la vida por sí misma.

Vienen a través vuestro, pero no son vuestros. 

Y aunque vivan con vosotros, no os pertenecen.

Podéis darle vuestro amor,

pero no vuestros pensamientos,

porque ellos tienen sus propios pensamientos.

Podéis abrigar sus cuerpos, pero no sus almas,

pues sus almas habitan en la mansión del mañana,

que vosotros no podéis visitar, ni siquiera, en sueños.

Podéis esforzaros en ser como ellos,

pero no intentéis hacerlos a ellos como vosotros.

Ya que la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

Sois los arcos con los que vuestros niños, cual flechas vivas, son lanzados.

El arquero ve el blanco en el camino del infinito, y él, con su poder, os tensará, para que sus flechas puedan volar rápidas y lejos.

Que la tensión que os causa la mano del arquero sea vuestro gozo; ya que así como él ama la flecha que vuela, ama también el arco que permanece inmóvil".

 (Khalil Gibrán, "El Profeta").

Anuncios

Acerca de María Esther

Me considero buena persona, sincera y con gran sentido del humor. Suelo leer, ver y escuchar aquello de lo que puedo obtener una buena enseñanza. Me gusta informarme y aprender acerca de temas de salud y calidad de vida emocional, por eso decidí crear este blog y colocar en él ciertos artículos que considero interesantes. Estamos en esta vida para aprender a disfrutar de una experiencia humana, y creo que para aprender a ser felices tenemos que darnos cuenta de que la felicidad no es algo que se consigue desde fuera, es algo que experimentamos desde dentro. No es un destino, es la actitud con la que se viaja por la vida. Una actitud positiva, acompañada de sentido del humor y el amor que pongamos en ello serán nuestro mejor alimento para sentir felicidad.
Esta entrada fue publicada en Psicología.. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crecer duele…

  1. Estrellas Binarias dijo:

    He llorado leyendo esto , hay tanto de mí…De mi niñez y de lo que pienso actulmente.Esa posesión que los padres hacen , porque al engendrar se creen que somos posesiones..QUIEREN lo mejor , pero para quien?????PARA ellos?Tal vez no les enseñaron ..pero no sé ..yo ..Creo que su egoísmo inconsciente se apoderan de ellos y no les dejan ver , que son nuestros guias , pero que somos hijos de la "VIDA", que nuestros pensamientos son nuestros.
     Creo que vale más un buen abrazo a tiempo que estar pendiente de un buen reproche por nuestras actitudes , equivocadas para ellos , pero que para nosotros son tan importantes en esos momentos …no crees?.
     
    "GRACIAS AMIGA" por estas reflexiones …son impresionantes…
     
    *ESTHER de momento la ley de la causa y el efecto no quiere pronunciarse en nosotras , vamos a dejar que nos hable , pues ni los correos llegan ni nada , no ezforcemos las energías , seguron que llegarán en su momento *
    Besos amiga ….
    estrellas-binarias.

  2. NAYDU MARGARITA dijo:

    embialo

Hola, soy Mª Esther. Gracias por entrar en mi blog. En cuanto pueda conectarme responderé a tu mensaje. Saludos.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s